Archivo de la etiqueta: acto legislativo 001 de 2005

Actividades de alto riesgo, régimen pensional especial.

Dentro de los derechos de segunda generación se encuentran los derechos sociales, económicos  y culturales, consagrados en el Capítulo II de la Constitución Política de Colombia, artículo 48 así “La seguridad social es un servicio público y de carácter obligatorio que se prestara bajo la dirección, coordinación y control del Estado, en sujeción  los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad, en los términos que establezca la ley (…)

El sistema general de pensiones, regulado por la ley 100 de 1993 estableció unos parámetros para todo aquel que desee pensionarse, estableciendo unos requisitos de edad y semanas cotizadas mínimas que debe tener quien ha venido haciendo sus aportes a pensión sea con el ISS o los fondos privado se pensión.

Los artículos 33 y 34 de la Ley 100 de 1993 modificados por los artículos 9º y 10º de la Ley 797 de 2003 establecieron como edad mínima para acceder a la pensión 55 años de edad si es mujer o 60 años si es hombre la cual se incrementará a 57 años y 62 años respectivamente a partir del 2014; respecto a las semanas debería haber cotizado un mínimo de 1000 en cualquier tiempo, situación que se modifico a partir del 1 de enero de 2005 debiendo tener al 1 de enero de 2010 1175 semanas cotizadas.

No obstante lo anterior a la entrada en vigencia de la ley 100 de 1993, se respetaron todos los derechos adquiridos por quienes venían siendo beneficiados por un régimen especial, es decir, si la persona se encontraba amparada por el régimen de transición previsto en el artículo 36 de la Ley 100 de 1993, modificado por el parágrafo 4º transitorio del Acto Legislativo 01 de 2005: los requisitos de edad, tiempo, y el monto de la pensión serán los establecidos en el régimen anterior al cual se encontraban afiliados siempre y cuando a la entrada en vigencia de la ley 100  tuviesen 15 años de servicio o 35 años de edad en el caso de las mujeres o 40 en el caso de los hombres.

Esta prerrogativa legal establecida hasta el 31 de julio de 2010 era aplicable para todos los afiliados, excepto para aquellos trabajadores que estando en dicho régimen, además tuvieran cotizadas al menos 750 semanas o su equivalente en tiempo de servicios a la entrada en vigencia del Acto legislativo  01 de 2005, a los cuales se les mantendrá dicho régimen hasta el año 2014.

Dentro de los regímenes especiales anteriormente mencionados se encuentran entre otros el régimen especial  para todos aquellos que ejerzan actividades de alto riesgo y se entienden por dichas actividades aquellas en las cuales la labor desempeñada implique la disminución de la expectativa de vida saludable o la necesidad del retiro de las funciones laborales que ejecuta, con ocasión de su trabajo.

Estos regímenes especiales para quienes ejerzan actividades de alto riesgo han tenido una evolución interesante, inicialmente el decreto  1281 DE 1994 estableció como trabajos de alto riesgo los trabajos en minería que implicaran prestar el servicio en socavones y subterráneos,  Trabajos que impliquen la exposición a altas temperaturas, trabajos con exposición a radiaciones ionizantes, trabajos con exposición a sustancias comprobadamente cancerígenas y periodistas con tarjeta profesional.

Posteriormente el decreto 1835 DE 1994 estableció una modificación y se considero que de la misma forma el personal de detectives del DAS, los funcionarios de la Jurisdicción Penal de la Rama Judicial, los procuradores, funcionarios y empleados de los Cuerpos de Seguridad del Ministerio Público, los técnicos aeronáuticos con funciones de controladores de tránsito aéreo o radio operadores y el personal de los Cuerpos de Bomberos con funciones en extinción de incendios y emergencias relacionadas con el objeto de los Cuerpos de bomberos también debían ser incluidos dentro de las actividades consideradas como de alto riesgo.

Hoy en día está vigente el decreto 2090 de 2003 que unifico las  actividades consideradas como de alto riesgo y estableció que estas serian: los trabajos en minería que impliquen prestar el servicio en socavones o en subterráneos, los trabajos que impliquen la exposición a altas temperaturas, los trabajos con exposición a radiaciones ionizantes, los trabajos con exposición a sustancias comprobadamente cancerígenas,  la actividad de los técnicos aeronáuticos con funciones de controladores de tránsito aéreo, los Cuerpos de Bomberos, la actividad relacionada con la función específica de actuar en operaciones de extinción de incendios, En el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, la actividad del personal dedicado a la custodia y vigilancia de los internos en los centros de reclusión carcelaria, durante el tiempo en el que ejecuten dicha labor. y el personal que labore en las actividades antes señaladas en otros establecimientos carcelarios, con excepción de aquellos administrados por la fuerza pública.

Según lo anterior hasta ese momento habían actividades que ciertamente entraban en la definición oficial de actividad de alto riesgo anteriormente mencionada, pero que no  habían sido incluidas como es el caso de  los trabajadores del CTI, y fue con esta motivación que posteriormente se expidió la ley 1223 de 2008 que adiciono el régimen de pensión de vejez por exposición a alto riesgo a que se refiere la ley 860 de 2003 (que regula lo correspondiente a  los funcionarios del DAS) para algunos servidores públicos del cuerpo técnico de investigación de la Fiscalía General de la Nación.

La ley 1223 de 2008 define el régimen de pensiones para el personal del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) que cumplen funciones permanentes de policía judicial, escoltas y conductores del  CTI, teniendo en cuenta que conforme a estudios y criterios técnicos desarrollan actividades de alto riesgo que les generan disminución en la expectativa de vida saludable por la labor realizada.

Según establece el parágrafo 1 del artículo 1 de la ley 1223 de 2008 los funcionarios anteriormente mencionados que efectuaron la cotización especial señalada en el artículo 12 del decreto 1835 de 1994 , durante por lo menos 650 semanas , sean estas continuas o discontinuas, tendrán derecho a la pensión de vejez siempre y cuando hayan cumplido 55 años de edad y hayan cotizado 1175 semanas al 1 de enero de 2010 o las semanas correspondientes a cada año, teniendo en cuenta que hasta el año 2015 suben de a 25 por año; no obstante lo anterior estableció que el reconocimiento de la pensión especial de vejez se disminuirá 1 año por cada 60 semanas de cotización especial, adicionales a las mínimas requeridas sin que dicha edad pueda ser inferior a 50 años.

Por todo lo anterior si usted considera que reúne los requisitos mencionados en cuanto a su incorporación al régimen de transición y los requisitos para acceder a la pensión de vejez por su ejercicio en actividades de alto riesgo no olvide que tiene hasta el 2014 para ejercer su derecho siempre y cuando reúna los requisitos de semanas establecido por el acto legislativo 01 de 2005 ya mencionadas, de lo contrario y si al momento de entrada en vigencia el mismo usted no tenia las 750 semanas cotizadas deberá pensionarse por el sistema general de pensiones y ajustarse a los lineamientos de la ley 100 de 1993 pues el plazo para solicitar su pensión venció el pasado 31 de julio de 2010.